DÍAS DEFINITORIOS

17.06.2019 - Editorial

El próximo sábado 22 cerrará el plazo para la inscripción de listas de precandidatos para participar en las primarias PASO, y esta es la semana donde se define todo.
En nuestra editorial del 26 de febrero de 2018, titulada "Armado distrital 2019", pronosticamos que el candidato a Intendente por el Movimiento Vecinal sería Carlos Sánchez. Ayer, el jefe comunal anunció que aceptó el ofrecimiento partidario y buscará su quinto mandato consecutivo.
Hace casi un año y medio, -tras los resultados de 2017-, en el "mundillo" político local casi nadie creía que el Intendente buscaría su reelección. Los que pensaron eso no conocen a Carlos Sánchez, quien nunca optaría por retirarse sin pelear. Además, creer que el voto adverso de una legislativa de medio término asegura el mismo resultado en la ejecutiva siguiente es desconocer que lo electoral no es lineal sino coyuntural, y olvidarse de la historia local reciente. En 2001 el vecinalismo gobernante perdió, y dos años después ganó bien llevando a Sánchez a su primera gestión en la comuna.
En "Cambiemos", -que ahora se llama "Juntos por el Cambio"-, la cosa está discutida porque el radicalismo de Tres Arroyos exige protagonismo; y tienen razón en pedirlo. Desde la distancia del análisis, pienso que el acuerdo más lógico consistiría en que el candidato a Intendente sea radical, mientras que el PRO se quede con los tres cargos principales en los otros dos niveles institucionales electivos: los dos primeros postulantes al Concejo Deliberante y el primero para el Consejo Escolar.
En el peronismo la cosa está más complicada; y hay motivos para que sea así.
Ni bien se acordó el ingreso de Sergio Massa al espacio llamado "Frente de Todos", el que, obviamente lidera Cristina con su candidato a presidente Alberto Fernández, y que también integra el PJ, en lo local cuatro de los seis concejales que formaban el interbloque peronista salieron a anunciar que constituían una bancada denominada "El Bloque de Todos". Extraño nombre teniendo en cuenta que dos ediles con los que venían trabajando no lo integran. Quienes están son Tatiana Lescano, Julio Federico, Andrea Montenegro y Martín Garrido. Los que no se sumaron son Mercedes Moreno y Sebastián Suhit. Mi impresión es que con esta presentación alguien se apresuró intentando "primerear". Con respecto a esto la concejal Moreno fue explícita al señalar: "Entiendo que tiene que ver con la necesidad del espacio de Sergio Massa de reforzar la presencia en el nuevo frente ".
Leyendo entre líneas, los dichos de la edil apuntan a que quien dio la orden de presentar este bloque a las apuradas es Pablo Garate. Está claro que el diputado provincial pretenda pelearle a Sánchez la Intendencia, pero su legítima aspiración choca con la figura del "Cuto" Moreno, quien es el armador provincial del kirchnerismo, que es la base de sustento de la coalición peronista que enfrentará al gobierno de Macri.
Acá hay dos cuestiones bien definidas, y ambas respetables. Por un lado un proyecto personal de Pablo Garate quien entiende que es su momento para ser Intendente y que ve a esta coalición peronista como el medio para llegar a ese fin. Y por el otro lado el "Cuto" Moreno, cuya prioridad es construir en busca de lograr la mayor cantidad de votos y así contribuir para asegurar la victoria de Fernández - Fernández en Nación y de Kicillof en la Provincia. En lo que atañe a Tres Arroyos, creo que la aspiración de "Cuto" es buscar ganar pero con los propios, los que siempre han defendido el proyecto nacional y popular de Néstor y de Cristina.
Es muy difícil que "Cuto" Moreno y Pablo Garate se entiendan porque tienen objetivos distintos. Y, de seguro, no ha caído bien en el primero el intento de copar la parada mediante la presentación de un bloque de concejales que deja afuera a un tercio de lo que era el interbloque, entre ellos a Mercedes Moreno, quien no solo es quien en la representación institucional más encarna ideológicamente al kirchnerismo, sino que con su trabajo legislativo y militante se ha ganado el derecho de ser uno de los nombres con más peso para la precandidatura a Intendente del espacio.
Un hecho demostrativo de lo que comento, es que en la reunión seccional de ayer no hubo massistas. Todos saben donde queda el club Independiente, así que si no estuvieron es porque no los invitaron.
En Tres Arroyos hay dos sectores peronistas diferenciados. Algunos siguen hablando de la necesidad de una unidad total del peronismo local para aspirar a la Intendencia. Eso es tan necesario ? Estar juntos no es sinónimo de estar unidos; y, a veces, algunos más que sumar restan.
Cómo se resuelve esta división peronista a tan pocos días del cierre de listas ?
A mi entender hay tres posibilidades. Una que haya consenso entre las partes. Por lo que se ve, algo casi imposible. La segunda opción es la de competir entre si en una PASO que defina las candidaturas para la general. Acá surge un problema que tiene que ver con la representatividad de lo local en relación al proyecto nacional y bonaerense. Por decreto presidencial están prohibidas las listas colectoras. lo que implica que solo una nómina distrital puede pegarse a la sábana de postulantes nacionales y provinciales del "Frente de Todos". Esto determina que en una interna del PJ tresarroyense uno de los dos contendientes tendrá que competir usando la boleta corta. No imagino que el sector que conduce Carlos Julio Moreno, -quien es el que la propia Cristina confió la responsabilidad de ser el armador provincial-, resigne la enorme ventaja estratégica que supondrá formar parte de la lista completa con las dos F y Kicillof. Si se llega a este escenario, quien creen que tendrá el poder para lograr la exclusividad de ir en la boleta amplia con los candidatos kirchneristas de la Nación y de la Provincia, el "Cuto" o Pablo Garate ? La respuesta es obvia.
Al confirmarse que no habrá internas entre Sergio Massa y Alberto Fernández, ya que el tigrense encabezará la lista de candidatos a diputados nacionales del "Frente de Todos", Pablo Garate queda solo y ante la disyuntiva de ir a internas distritales con una desfavorable boleta corta, o resignar sus pretensiones personales hasta 2023, -como hizo Massa-, y sumarse al sector que responde al liderazgo del "Cuto" Moreno, negociando lo que pueda para insertarse en la nómina de unidad.
Las variables de lo que puede pasar hasta el cierre de las listas este sábado son muchas. Habrá que ver cuales se terminan dando.

Marcelo Mouhapé Furné.