DEBERIA SER AUTOVIA

02.04.2018 - Editorial

A fines de enero de este año el gobierno nacional hizo oficial el llamado a licitación de la primera etapa de obras de la “Red de Autopistas y Rutas Seguras”, que con una inversión de 17 mil millones de dólares se hará a través del sistema de participación pública y privada (PPP). Si bien el rótulo se refiere a autopistas, en realidad son autovías, porque lo que se hará no es una construcción nueva sino ampliar y hacer segura a una carretera preexistente.
Mientras que a pedido de las empresas la construcción de la autovía sobre la ruta 3 sufrió un atraso administrativo, ya que para definir costos más precisos la licitación se postergó del 3 al 20 de abril, pero la fecha de inicio de obra se mantiene en el próximo mes de julio, considero necesario reinstalar un tema que hace a la defensa de nuestros derechos de igualdad como bonaerenses: debería ser autovía también entre Azul y Coronel Dorrego.
Pero en el tramo en el cual Tres Arroyos está incluido se va a invertir menos porque la autovía será reemplazada por una “ruta segura”, una modalidad de seguridad vial que registra casuística de choques frontales, por ende no es tan segura como se asegura que es. Esta mega obra no se repetirá en décadas, si es que se hace, por eso hay que aprovechar la oportunidad para hacer contemplar todos los aspectos, sobre todo el prioritario de brindar la máxima seguridad posible a los que la transitan en toda su extensión, no en un tramo si y en otro no, porque quienes circulan entre Azul y Dorrego tienen el mismo derecho de hacerlo por una autovía que los que lo harán en donde si se prevé realizarla.
El proyecto determina ejecutar una autovía desde donde ya está, Cañuelas, hasta Azul y desde Coronel Dorrego a Bahía Blanca. Según estudios de especialistas, la autovía, al tener separación entre los carriles de sentido de circulación contraria elimina la posibilidad de choques frontales, los que representan el 70 % de las colisiones y el 90 % de los accidentes con muertos o heridos graves. Entre Azul y Dorrego se hará una “ruta segura”, que es una carretera con banquinas pavimentadas para ampliar la traza y facilitar sobre pasos o tener más vías de escape para evitar impactos de frente. Pero al no existir separación física entre quienes van y vienen el choque frontal sigue siendo una posibilidad real.
No es justo que a los distritos incluidos en la “ruta segura” se nos discrimine no haciendo también en el tramo Azul – Dorrego la autovía. Cómo le explican a una persona que perdió a familiares en un choque frontal en este tramo que no es necesario invertir el dinero que se requiera para hacer una autovía y evitar que su sufrimiento lo padezca otra familia?
Paradójicamente, los distritos en donde no se hará la autovía son los que, en la relación densidad poblacional – producto bruto interno, más aportan al estado nacional y provincial. Se daría el insólito caso de que los partidos que más generan en lo económico al mismo tiempo que se les niega una seguridad vial igualitaria, terminen financiando la construcción de la autovía en otros distritos.
Pero, además, el presidente Macri prometió que se haría una autovía también en el tramo entre Azul y Bahía Blanca. En agosto del año pasado, -pocos días antes de las PASO-, el presidente de la Nación en un acto en Azul dijo lo siguiente: “Nos pusimos el objetivo de los 20.000 kilómetros de rutas. La ruta 3 va a ser autopista de Cañuelas a Bahía Blanca. Nos interesa que viajen seguros”, remarcó Mauricio Macri junto a la gobernadora Vidal. Como puede ser que una promesa de campaña hecha por el propio jefe de estado hace ocho meses se incumpla ? Quién manda en el gobierno nacional, el presidente Macri que prometió hacer la autovía completa hasta Bahía Blanca o el que hace el pliego licitatorio dejando sin autovía al tramo Azul – Dorrego ?
En Tres Arroyos hay un movimiento que pide lo lógico: que ese tramo también sea autovía. Esta movida debería ser replicada por los habitantes, entidades intermedias y representantes políticos, ya sean municipales o legislativos, de todos los distritos afectados por la mencionada discriminación de seguridad vial. La licitación del tramo que nos compete se hará a mediados de este año. Hay tiempo para actuar buscando cambiar las cosas defendiendo nuestros derechos de igualdad. En Tres Arroyos hay cuatro legisladores provinciales. Los de “Cambiemos” tienen la posibilidad de gestionar directamente, y los de “Unidad Ciudadana” y “1País” presentar, o insistir si lo han hecho, iniciativas en Diputados para pedir que la autovía también se haga entre Azul y Dorrego.

Marcelo N. Mouhapè Furnè.