Con reclamos acumulados, celebraron la primera sesión del año

14.03.2019 - Locales

El Concejo Deliberante inició su tarea con un extenso temario que apuntó principalmente a reclamos acumulados tras el receso legislativo y con escarceos entre el oficialismo y el peronismo.

Entre los destacados, figuraron el pedido para mejorar las gestiones en el Centro Municipal de Salud colocar reductores de velocidad en distintos puntos de la ciudad; para limpiar cordones cuneta, basureros clandestinos y terrenos; y reparar baches además de reclamos hacia estamentos provinciales y nacionales para solucionar cuestiones como el precio de la garrafa.

Además, y por fuera del orden del día, accedieron a recibir al contingente del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) que encabezan un acampe en la Plaza San Martín en reclamo de terrenos para erigir un plan de viviendas.

Cruces verbales por reclamos

En relación a la tónica del encuentro, un punto crítico de la jornada fue el enfrentamiento verbal sostenido entre el vecinalista Guillermo Salim y el interbloque peronista debido a que el oficialista apuntó hacia "el padrinazgo político" que encubrirían ciertos pedidos de la oposición.

"Frenamos Tres Arroyos porque seis concejales del interbloque no acompañamos el Presupuesto: no se para que se van a hacer sesiones este año. Entiendo que Salim se enoje cuando le planteamos lo que está mal, pero también decimos cuando las cosas están bien. Me parece absurdo, ridículo, que no podamos arreglar un tobogán", criticó Martín Garrido.

"Lamento que subestime nuestra capacidad pero que reconozca lo que hace veinticinco años sigue igual de parte del gobierno vecinalista: el problema de la vivienda lleva años y este gobierno ha tenido momentos muy buenos con otros gobiernos pero no los vi que resuelvan los problemas del Santa Teresita, La Aceitera y Ruta 3 Sur", contragolpeó Julio Federico y remarcó que "sólo aparecen en los barrios para las elecciones".