Arribos, partidas y fusiones: sin definiciones, avanzan versiones del futuro gabinete

28.11.2019 - Locales

A poco menos de quince días de la reasunción del intendente Carlos Sánchez para su quinto período consecutivo al frente del Ejecutivo, los rumores sobre recambios de gabinete prosiguen sin prisa pero tampoco sin pausa.

Cuatro áreas se aprestan a modificaciones en su estructura, bien por agotamiento de sus figuras o bien por obligación: la salida del Lucas Carrozi de Producción (asumirá como concejal) amerita un nombramiento en el puesto, del cual el saliente concejal Matías Fhurer aparece como número puesto a partir del diez de diciembre y por sus gestiones ante la gobernación neuquina para abrir las puertas del yacimiento de Vaca Muerta. Con una difusa posibilidad asoma Guillermo Salim, con mandato cumplido el mismo día, para recalar en el sitial que conoce de antemano.

Diferente es el caso de Turismo, amén de la deslucida gestión de Juan Moizzi y las sucesivas quejas por el estado de los balnearios a poco de iniciarse la temporada. De manera sorpresiva, el bolichero Julián Lamberti ha expresado su voluntad de sumarse al equipo vecinalista.

Asimismo, en Gestión Ambiental dan por confirmada la salida de la titular de Bromatología Lucia Gardey por cuestiones no confesadas. Por el momento no surgió un nombre de recambio.

Por último Salud se perfila a una renovación casi completa: el pediatra Gabriel Guerra, que se alejó el año pasado de la dirección del Centro Municipal de Salud podría ser quien reemplace a Isabel Tarchinale como secretario. Varios fueron los que lo vieron ingresar en las últimas semanas a los despachos centrales junto a la exdirectora Mónica Capellari.

Una versión no especificada daba por hecho la fusión del área con Desarrollo Social tras el mensaje de austeridad y renovación que propalaron las principales espadas ejecutivas luego de trasnscurridos los comicios. Sin embargo, la crítica responsabilidad que implica el cargo espanta a los eventuales postulantes.